Cómo narrar: muestra, no expliques

4470 scaled - Cómo narrar: muestra, no expliques
4470 1024x683 - Cómo narrar: muestra, no expliques
Artista

Tras un título tan amplio como pretencioso bajo el que se inicia esta entrada, y una foto tan sugerente (que no es baladí), se encierra un aspecto en ocasiones abstracto que quiero intentar traer hasta lo telúrico por medio de ejemplos concretos a medida que vaya surgiendo la oportunidad en las clases, de modo que lo de hoy es solo un breve acercamiento.

Algo que repito hasta la saciedad en los talleres de escritura creativa es que una de las máximas de la literatura (la de verdad, no la de consumo) es crear una atmósfera de sugerencia constante.

Digresión: hace más o menos un par de años tuve el placer de asistir a una conferencia sobre Literatura y filosofía (más concretamente sobre el pensamiento de Derrida) a cargo de Roberto Ferro, Doctor en letras por la Universidad de Buenos Aires (además de profesor e investigador), en la que entre las muchas cosas interesantísimas que dijo, hubo una me fascinó de forma singular: conozco a mucha gente que ha leído El Código Da Vinci, pero a nadie que lo haya leído por segunda vez. La literatura de consumo te da todo lo que puede ofrecerte con una única lectura; la buena literatura, te hace volver. Dicho lo cual, cabe preguntarse: ¿qué tiene que tener mi literatura para que haga volver? La respuesta es tan amplia como ineficaz y podríamos contestar de muchas formas abstractas tales como: singularidad, evocación, solidez, firmeza, unicidad… todas muy ciertas pero quizá algo intangibles si solo las enumeramos, pues son el resultado de un trabajo concienzudo que se realiza texto a texto y que va dibujando la piezas que componen el firme o la calzada sobre la que se asienta la buena obra literaria. Que nadie se deje engañar por los ecos del distorsionado ideario romántico que nos ha llegado hasta nuestros días, pues los estudios literarios hace mucho que dejan algo muy claro: la buena literatura es literatura trabajada, siempre. Por eso nuestros talleres se llaman talleres y no cursos, porque consisten en trabajar.

La digresión anterior cobra su sentido en que: mostrar en lugar de explicar es una de las técnicas basilares y generalistas que nos permite ir encontrando esas piedras que irán conformando ese camino. Según se nos vayan presentando en los talleres de escritura creativa (como en la entrada anterior), veremos que hay multitud de pequeñas estrategias que sirven a este propósito.

Como dije, hoy nos vamos a quedar solo en un breve apunte teórico, pero es adrede. Se trata de favorecer poco a poco un cambio perceptivo y psicológico que empieza por la reflexión teórica para luego reforzarse con lo concreto. Este resumen teórico se puede representar mediante una sencilla y pedestre pero eficaz analogía: La mala literatura es pornografía, la buena literatura es erotismo. Aunque creo que el paradigma se explica por sí solo, seré más conciso: lo explícito no deja margen a la imaginación, todo está resuelto y el lector no pone nada de sí para conjeturar o suponer. Cuándo leemos, rellenamos los vacíos del texto, ponemos de nosotros imaginativamente, intelectualmente y emocionalmente: suponemos, imaginamos, inferimos, deducimos, sentimos, etc.; se nos fuerza a tomar parte, a participar de una forma activa, de manera que tenemos la sensación de que el texto vive en el presente, que podemos adentrarnos en él y sentirlo desde dentro. Sin embargo, cuando no se produce esto, se establece una distancia, lo experienciamos con ajenidad: aquello estaba escrito, alguien lo puso ahí ya completamente escrito y lo resolvió sin involucrarnos. No nos invita a participar, solo a conocer. La magia consiste en hacer que algo que obviamente ya estaba escrito y más que resuelto, parezca vivo en el momento de leerlo, que nos cobije bajo sus intersticios e indefiniciones, que nos ponga en marcha como detectives voyeurs que elucubran para atar, suponer, evocar o conectar cosas.

Si tienes algo que añadir o alguna pregunta, no dudes en dejarla abajo en los comentarios. Si te gusta este artículo puedes valorarlo o compartirlo. Sería de agradecer 🙂

Consulta también:
Taller de Escritores de Granada
Felicidad Clandestina – Podcast de literatura y cultura por César Requesens
Máster propio en Creación Literaria (UGR)

Summary
4470 1024x683 1 - Cómo narrar: muestra, no expliques
Article Name
Cómo narrar: muestra, no expliques
Description
✅ Una de las máximas cuando elaboramos textos literarios es: Muestra, no expliques. Aquí enocontrarás un breve pero eficaz acercambiento a este concepto. ✅
Author
Publisher Name
Taller de Escritura Creativa Online
Publisher Logo
error: Protección anticopia