Muestra, no expliques: elipsis

1044 scaled - Muestra, no expliques: elipsis
1044 1024x683 - Muestra, no expliques: elipsis
Artista

Para la elipsis ejemplos puede haber a millares, pues se trata de una estrategia de gran utilidad narrativa que consiste en omitir información que normalmente vendría dada y que puede usarse para la omisión de unas pocas palabras que impliquen una narración incompleta de una escena, hasta lo que podría corresponder a años (decenios, siglos, etc.) en el tiempo de la ficción narrativa.

De modo que más que abundar en el significado de elipsis que es amplio y a tenor de lo brevemente expuesto arriba se adivina como una estrategia que aplicar en distintas dimensiones de la escritura (elipsis figura literaria o elipsis figura retórica), en el artículo de hoy veremos un pequeño pero eficaz ejemplo de elipsis del primer tipo (lógicamente), uno de esos gratos golpes de oportunidad en los que jugar con la evocación narrativa a nuestro favor. Es David quien generosamente nos presta el siguiente fragmento:

Estaba tan obnubilado, tan quieto, que era ignorado por todos como si fuera un panel publicitario de cartón que anunciaba el coleccionable de turno. Y ahí, quieto, no dejaba de tentarse. En un momento, la revista se convirtió en un desafío. El corazón latía fuerte. Sus ojos eran un ciclo, del kioskero a la revista. Era invisible. Ni él ni los clientes lo veían.

Casi sin darse cuenta, caminaba con la revista entre sus brazos, con una sonrisa asustada y el rostro rojo por el atrevimiento.

¿Qué ha sucedido aquí? Pues que el protagonista ha hurtado una revista de un kiosko y, de nuevo, como ya vimos por medio de la caracterización indirecta con Marga, no se nos ha dicho explícitamente el hecho en sí. En este caso, en lugar de hacer una alusión indirecta como en ese otro ejemplo, incorporamos la sustracción de un dato, hacemos un salto narrativo. Teníamos al niño mirando alternativamente a la revista y al kioskero y tras el punto y a parte (algo que nos ayuda a entender que hay una ruptura narrativa), se nos muestra al personaje ya caminando con el botín.

Ahora bien, es en este caso donde esta elipsis se presenta muy eficaz a nivel de sugerencia, pues no es una sustracción de un dato sin más, sino que hay unas frases clave que nos preparan para comprender lo sucedido:

«no dejaba de tentarse»
«el corazón le latía fuerte»
«sus ojos eran un ciclo…»

Solo con esto, sin información adicional, no nos apercibimos de nada más que del gran interés del niño por la revista, pero la cosa cambia levemente cuando dice: Era invisible. Ni él ni los clientes lo veían, lo que constituye una rara anomalía, una frase que se acoge con extrañamiento. ¿Por qué o a consecuencia de qué es invisible? ¿Debo entenderlo a nivel metafórico?

Esa interrogación que enfrenta el lector le lleva con interés al siguiente párrafo y, con caminaba con la revista entre sus brazos, entendemos que ha satisfecho su necesidad de hacerse con ella, pero, donde aún, y enlazando con las tres frases destacadas anteriores, no podríamos entender que hubo un hurto. Nos queda además una incógnita pendiente de resolución, lo de esa invisibilidad. La frase con una sonrisa asustada nos genera una nueva duda sugerente que se combina con esa anterior, y finalmente se resuelve con con el rostro rojo por el atrevimiento, donde la palabra clave y que le da sentido a las incógnitas anteriores es atrevimiento, hábilmente matizada con lo que la antecede, ese «enrojecimiento» de la cara.

Cuando uno llega a este punto, a esa palabra que no define pero sugiere, es cuando se articula la comprensión entre las incógnitas. Se ha atrevido a hacer algo que le ha dejado una sonrisa asustada y el rostro enrojecido y para ello necesitaba ser invisible (no ser visto), lo que nos lleva completar su mirar insistente a revista y kioskero a medida que su corazón le latía más fuerte para terminar sucumbiendo a la tentación y luego atrevimiento de robarlo.

Espero que este breve acercamiento al concepto de elipsis en literatura pueda ayudar a generar ese golpe de sugerencia que tan agradable resulta cuando se lee un texto literario.

Si tienes algo que añadir o alguna pregunta, no dudes en dejarla abajo en los comentarios. Si te gusta el artículo puedes valorarlo o compartirlo. Sería de agradecer 🙂

Consulta también:
Taller de Escritores de Granada
Felicidad Clandestina – Podcast de literatura y cultura por César Requesens
Máster propio en Creación Literaria (UGR)

Summary
1044 1024x683 1 - Muestra, no expliques: elipsis
Article Name
Muestra, no expliques: elipsis
Description
✅ La elipsis es una figura literaria de gran utilidad que dota a los textos literarios de una fuerte capacidad de sugerencia como veremos en este ejemplo. ✅
Author
Publisher Name
Taller de Escritura Creativa Online
Publisher Logo
error: Protección anticopia